Comienza a hablarse del diseño de techos solares en coches, que competirán en el mercado de la movilidad sostenible con los eléctricos, los híbridos y los coches de hidrógeno. Estos coches reciben el nombre de coches solares, con autonomía. Ahora  los coches eléctricos pueden incorporar nuevos techos solares con los que obtienen una eficiente recarga y ahorran combustible. Pero, ¿cuáles serían las principales ventajas de los coches solares? 

¿Qué son los coches solares? 

Los automóviles movidos por energía solar reciben alimentación mediante células fotovoltaicas, normalmente colocadas en los techos de los vehículos, que convierten la energía del sol en electricidad. Y esta electricidad es la que se encarga de alimentar la batería o el motor del coche eléctrico.

Esta tecnología destaca por ser totalmente ecológica pues usa una fuente de energía renovable y que no genera emisiones contaminantes. Sus grandes desafíos son resolver la eficiencia de esta energía aplicada al mundo del motor, ya que esta depende  de las horas de luz según el país, la estación del año, donde se estacione el vehículo o si se viaja de noche.

Coches solares gracias a los techos de policarbonato

¡Fuera dudas! Estos tipos de vehículos usan el acristalamiento de resina de policarbonato para alimentarse. Estos techos están creados por la japonesa Teijin adaptándose  a cualquier espacio curvo. Un resultado que supone otro paso importante hacia la visión común de una movilidad cero emisiones. 

Estos techos solares no sólo tienen la forma que se adaptan a los coches eléctricos en su totalidad, sino que también consiguen la resistencia y la rigidez necesarias para la aplicación. Las pruebas realizadas por Teijin, en compañía de Applied Electric Vehicles, lograron alcanzar una potencia de 330 W. Esto es el equivalente a un panel solar convencional que se instala actualmente en viviendas o granjas solares.

Avances en la potencia: 330 W

Las pruebas fueron aplicadas a un vehículo prototipo, el Blanc Robot. En ellas se arroja que el panel solar puede aportar hasta el 30% del presupuesto energético del vehículo en condiciones ideales y alrededor del 15-20% en un día normal. En condiciones adecuadas, esto podría ampliar la autonomía del vehículo Blanc Robot entre 30 y 55 kilómetros, en comparación con el mismo vehículo sin techo Panlite.

Al mismo tiempo, y con un desarrollo continuo, también recalcan que la autonomía de los coches eléctricos con este tipo de techos solares podría llegar, en pocos años, más allá de los 150 kilómetros. A diferencia del PC convencional, el acristalamiento Panlite de Teijin puede recibir fácilmente un revestimiento duro patentado para lograr la durabilidad a la intemperie de 10 años requerida para los vehículos.

Techos solares para furgonetas totalmente autónomas. 

Existen otros proyectos que corren en la misma dirección que la de Teijin. El Instituto de Investigación en Energía Solar de Alemania (ISFH) está realizando un proyecto de investigación que pone sobre la mesa el enorme potencial del uso de paneles solares en los vehículos eléctricos. Pero en lugar de un turismo, han cubierto una furgoneta compacta con placas.

Se trata del modelo Streetscooter en su versión más larga. Una furgoneta 100% eléctrica con una capacidad de carga de más de una tonelada.

En total los investigadores han logrado colocar 15 metros cuadrados de paneles, consiguiendo una potencia pico instalada de 2.180 Wp, capaces de recargar la batería y que los diseñadores han indicado que permitirán a la furgoneta recuperar unos 5.000 kilómetros de autonomía al año en sus trabajos en el norte de Alemania.

Con estos tipos de vehículos, se ahorraría dinero en combustible, no habría contaminación, sería respetuoso al 100 por 100 con el medio ambiente y se evitarían costes adicionales, excepto el reemplazo de la batería. Es el sueño de todo propietario de un eléctrico que parece más cerca que nunca.